lunes, 9 de agosto de 2010

La mañana me despierta...





Con un solo ojo abierto observo el sol, los sonidos llegan tenues a mis oídos. Las barcas de los pescadores están comenzando a atracar después de una noche pasada en el mar. Un viaje a lo desconocido. Una lágrima me atraviesa el rostro. Sonrío cuando su mano roza mi espalda desnuda y me besa en la nuca. Lo miro y comprendo.


Ahora sé.

6 comentarios:

  1. a mi a veces la mañana me despierta....
    un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo amo a Murray. Es increíble como puede hacerte reir solo con sus labios y alguna mirada perdida. O transmitirte lo perdido que está sin hacer gestos.

    Me encantó lo que escribiste, Nuria.

    ResponderEliminar
  3. me han entrado ganas de llorar... me ha emocionado mucho tu relato.
    Ahora mismo me viene muy bien imaginar esa escena.

    UNBESICO!!
    (pues las ARO me hicieron ampolla al ponermelas sin calcetines...jou... q tengo unos pies mas delicados... Ah, son catalanas)

    ResponderEliminar
  4. Simplemente..... :)
    Jejejeje

    Un besico pequeña!!! (k)

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias :)
    las fotos las saqué en essaouira, marruecos

    ResponderEliminar
  6. Los detalles que nos devuelven a casa, a la calma de las cosas pequeñas y necesarias. Es un placer leerte y descubrir la belleza del instante, de la imagen que guarda todo lo que queremos que siempre nos acompañe.

    ResponderEliminar